Latest news

Gender Equality in Mexico in the framework of the Sustainable Development Goals

Lucero Saldaña PerezLucero Saldaña Pérez, Member of the Mexican Senate and WIP Ambassador, contributed to the The Huffington Post’s series “What’s Working: Sustainable Development Goals”. The proposed set of milestones for achieving sustainable development will be the subject of discussion at the UN General Assembly meeting on September 25-27, 2015 in New York.

The below article addresses SDG 5 (Achieve Gender Equality and Empower all Women and Girls). The Senator Saldaña Pérez also announces the WIP Mexico Summit, co-hosted by the Women in Parliaments Global Forum (WIP) and the Mexican Senate, which will mark the 40th anniversary of the First World Conference on Women.

The Summit will take place on 7-9 October 2015 and will gather female Parliamentarians from all continents to design new strategies for getting more women into power.

__

 

El mundo está en proceso de renovar su compromiso con un desarrollo humano con la mirada puesta en el año 2030. La experiencia de haber conjuntado los esfuerzos de todas las naciones en torno a los Objetivos del Desarrollo del Milenio, acotados al período comprendido entre el año 2000 y 2015, ha permitido construir una nueva agenda: los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).

Los ODS que incorporan 17 objetivos y 169 metas, incluyen medidas para erradicar la pobreza y combatir la desigualdad, impulsar la prosperidad, cuidar el medio ambiente y contener el cambio climático. Dentro de ellos, el logro de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas se integra como un quinto objetivo, señalando nuevas metas que todos los países deberemos hacer realidad a partir de este año.

En esta contribución haré alusión a una experiencia de reforma legislativa en el Congreso Mexicano, relacionada con dos metas que incorpora el Objetivo 5 de los ODS las cuales son:

5.5. Velar por la plena y efectiva participación de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles de la adopción de decisiones en la vida política, económica y pública.

5.c. Adoptar y fortalecer políticas firmes y promulgar leyes rigurosas para promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas a todos los niveles.

En particular, comentaré de manera breve la aprobación en el Congreso Mexicano de la paridad política que formó parte de una reforma más amplia en materia político electoral realizada en 2013. Cabe decir que esta experiencia ya fue puesta en operación en el último proceso electoral en el país (junio 2015), lo que está contribuyendo a fortalecer la igualdad en la representación de mujeres y hombres en los cargos públicos.

¿Cómo alcanzamos la aprobación de la paridad política? Las palabras que mejor definen este logro en México son “diálogo” y “consenso” entre las diferentes fuerzas políticas. Los diferentes partidos políticos respondieron a la convocatoria de nuestro Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y a través del llamado “Pacto por México” asumieron el compromiso de impulsar diferentes reformas estructurales que urgían al país.

La reforma político electoral, entre otras medidas, incorporó la paridad de género y se concretó en la modificación del artículo 41 constitucional que establece que en la postulación de candidatos para legislaturas federales y locales, los partidos políticos deben garantizar la paridad de género.

¿Qué resultados hemos obtenido hasta el momento? Esta reforma tuvo su primera aplicación en el proceso electoral 2014-2015 a través del cual se eligió a quienes integrarán la Cámara de Diputados (o Cámara baja) para el período 2015-2018. Al mismo tiempo, se renovaron otros poderes locales en diferentes entidades federativas del país, incluyendo la renovación de algunos gobernadores, congresos locales y gobiernos municipales.

La aplicación del principio de paridad en este proceso electoral dio como resultado que la Cámara de Diputados estará integrada en la LXIII legislatura por 212 mujeres entre 500 integrantes, lo cual implica que alcanzamos 42.4 porcentaje de representación, siendo la más alta en la historia de este espacio legislativo.

Dicho resultado coloca a México entre los países con mayor representación de mujeres en la Cámara baja, pasando de la posición 17 a la 8, a la par con Finlandia.

¿Qué retos tenemos? El principal reto como país y como legisladores es lograr que la paridad sea aprobada para otros cargos electivos, sobre todo para las alcaldías, lo cual permitiría dar un salto cuantitativo en la presencia de las mujeres en este nivel de gobierno (que es inferior a 10 porcentaje).

Asimismo, buscamos legislar en torno a la violencia política que constituye un freno cualitativo importante para que las mujeres participen de manera plena en la vida política.

La importancia que en México estamos dando a la política para la igualdad de género nos permitió postular al país como sede del Women in Parliaments Global Forum (WIP) a realizarse en octubre de este año, donde uno de los temas a analizar serán los logros y retos en materia de paridad política que enfrentamos las mujeres en todo el mundo.

Como Senadora de la República en México, estoy segura que la reforma en materia político-electoral que aprobó el Congreso mexicano contribuirá de manera significativa en los próximos años al cumplimiento del objetivo 5 de los ODS y sus metas.

En México somos muchas quienes desde diversas posiciones coincidimos en grupos como “Mujeres en Plural” que estamos comprometidas con ampliar los alcances de la paridad, lo que consolidará la igualdad de ambos géneros en el acceso a los diferentes espacios de toma de decisiones. Trabajar con la firme de idea de querer transformar nuestro mundo es la forma de asegurar que los ODS puedan verse cumplidos en el 2030.